¿Cuándo tiene sentido combinar tienda física con una tienda online?

Llevo ahora un poco más de una década creando negocios online. Es algo que se me ha dado bien y me ha permitido no tener que depender de un trabajo por cuenta ajena.

Derechos de foto de Fotolia

En búsqueda de nuevas sinergias me ha surgido la idea de combinar oficina con local para disponer de un escaparate para nuestros productos. De esa forma tenemos presencia offline para vender a personas que pasan por delante y seguimos vendiendo a través de internet.

La cuestión. ¿Tiene sentido combinar tienda física con una tienda online? Esto son mis reflexiones:

  1. La combinación puede tener sentido si tener un local no supone un aumento de costes importantes.
  2. Un escaparate es únicamente útil si realmente tienes un flujo de compradores potenciales continúo por delante.
  3. No veo que tiene mucho sentido lanzar una tienda online y offline desde el principio. El online es un buen complemento desde el principio si quieres abrir algo físico pero no tiene que ser necesariamente el caso al revés.

Me gusta crear sinergias en todo lo que hago. Ahora mismo estoy en búsqueda de unas nuevas oficinas porque ya estamos como las sardinas trabajando en nuestro despacho. Han surgido nuevos proyectos y empresas por lo que estamos tres empresas compartiendo un espacio.

De momento no tengo claro si me quiero exponer al público. Hay que contemplar recursos para la atención al cliente. Ya me supone un reto dedicar personas para que atiendan las llamadas. Hacerlo de forma presencial no mejora la situación. ¿Compensará a nivel de ingresos?

Fuente: marketingguerrilla

Etiquetado con: ,