Los abogados de Sony reclaman a los medios que borren la información filtrada tras el ciberataque

Sony Pictures

El asunto del ciberataque a Sony Pictures sigue trayendo cola. Si recordáis, el 25 de noviembre se producía un ciberataque a Sony Pictures que ha tenido bastantes consecuencias, todas ellas negativas para el estudio. Entre otras cosas, se han filtrado emails personales entre directivos, películas y otros documentos sobre la estrategia de la compañía, y de todos ellos se han ido haciendo eco los medios de todo el mundo.

¿Qué hacer una vez dicha información confidencial ya está ahí fuera en posesión de los periodistas? Los abogados de Sony Pictures lo tienen claro: exigir insistentemente a los medios que la borren. Sony Pictures «no consiente tu posesión, revisión, copiado, distribución, publicación, descarga o cualquier tipo de uso», aseguran en una carta que medios como The New York Times han recibido. Aseguran que la información es robada y que, por tanto, los periodistas deben evitarla e incluso destruirla si ya ha llegado a sus manos.

Sony Pictures amenaza a los periodistas para que no publiquen información filtrada

Esta solicitud se acompaña de una amenaza legal: «Si no cumplís con esta solicitud, nos veremos obligados a declararos responsables de cualquier daño o pérdida producida» producida por el uso de los documentos filtrados. Esta misma postura defendía Aaron Sorkin, popular guionista y uno de los afectados personalmente por las filtraciones (hay algunos correos suyos) en esta pieza de opinión también del New York Times.

¿Por qué este repentino interés en que no se dé más publicidad a este asunto? Los atacantes han ido publicando periódicamente datos filtrados desde el día 25 de noviembre, esto no es nuevo, pero en los últimos días se han centrado en emails personales de los ejecutivos y otros empleados de Sony Pictures y esto podría dañar gravemente las relaciones de la empresa con actores, otros trabajadores y hasta políticos.

Insultos, bromas de mal gusto… Sony quiere evitar que se vean

Amy Pascal, co-presidenta de Sony Pictures, es una de las más se ha visto afectada con las filtraciones, que en numerosas ocasiones hacen referencia a emails suyos. En un correo, por ejemplo, dice que Aaron Sorkin está arruinado y puede que se esté acostando con la autora de un libro. En otro hilo de correos se habla de los problemas con la película de Steve Jobs (que finalmente Sony terminó descartando) y se ve una pelea importante entre el productor Scott Rudin y la propia Pascal, en la que llegan a referirse a Angelina Jolie como «spoiled brat» («niñata mimada»).

Otro de los correos publicados más polémicos es en el que Amy Pascal y Scott Rudin se burlan de Barack Obama, por el que Amy Pascal ha tenido que salir a pedir perdón en público. Y hay más. Curiosamente (o más bien no), y si bien con anterioridad se han publicado salarios, datos de empleados y más información personal, tan sólo ahora Sony Pictures pide a los medios que paren. Y lo peor no es eso, es que los atacantes en cuestión amenazan con darle a Sony un «regalo navideño» que podría ser aún peor que todo esto. Menudas fiestas le esperan a Sony Pictures.

Fuente: The New York Times

Etiquetado con: ,