Sony Xperia Z3, a un mes de uso

Xperia Z3 tras un mes de uso

Un diseño que te acaba enganchando

Quién le iba a decir a Sony que el diseño de su gama Xperia, siempre penalizado por los marcos, iba a resultar al final un acierto dada la carrera por ampliar el tamaño de los terminales de referencia de este 2014.

El Xperia Z3 hay que valorarlo a nivel de tamaño en su justa medida: cuando se viene de un terminal que roza más las seis que las cinco pulgadas, el Z3 se nos hace incluso pequeño en dimensiones. Y mantiene el tipo con los de su misma diagonal, aunque los marcos grandes siguen estando presentes.

Xperia Z3 marcos diseño

Lo que no hay duda que Sony ha conseguido bordar con su Xperia Z3 es la comodidad en mano. No solo tenemos un diseño atractivo a la vista, de lo mejor del mercado este año, sino que sin destacar en peso y grosor por encima de todos los demás, el equilibrio de estos dos aspectos nos parece más que acertado. Especialmente interesante nos ha parecido que, con un grosor contenido, se haya incluido una cámara contundente sin que sobresalga o una batería de gran capacidad.

Varias generaciones después, Sony ha bordado la comodidad en mano y equilibrio entre peso y grosor

Lo que nos sigue pareciendo mejorable es la sensación de que el terminal puede acabar por deslizarse de las manos debido a su trasera de cristal, que por otro lado le da un toque de exclusividad e incluso identidad.

Una característica que ya se asocia siempre a los Xperia Z de Sony es la resistencia al agua. En el Xperia Z3 mejoraron el cierre de las conexiones y ranuras principales y en nuestra prueba de largo recorrido no nos han dado ningún problema. Eso sí, la solución de tapas siempre nos deja con la duda de si habrá cerrado bien (o seguirá haciéndolo) para asegurarnos que, si lo mojamos a propósito, no vamos a llevarnos una desagradable sorpresa.

Una pantalla equilibrada donde todo fluye como debe

Habiendo ya hablado de forma profunda sobre la pantalla en el análisis inicial del Xperia Z3, de la pantalla queríamos comprobar con este mes de uso dos cosas. Por un lado, si la densidad de píxeles nos permitiría un uso cómodo y satisfactorio en todas las situaciones a las que sometemos un gama alta en el día a día. Y ahí ha cumplido con creces.

El brillo, resolución y calidad de la pantalla no nos dejan ya dudas, y Sony ya puede decir que cierra prácticamente esa faceta de sus terminales de gama alta.

Xperia Z3 Diseno Y Pantalla 1

El segundo factor a analizar más a fondo en esta fase es el comportamiento en exteriores. Y ahí el Xperia Z3, suponiendo un paso adelante importante de generaciones anteriores, lo encontramos un poco por detrás de otros como el Note 4 de Samsung.

Pero el uso general de la pantalla no tiene objeciones, y es especialmente una gozada cuando se trata de reproducción multimedia. Ahí, la combinación de la tecnología Bravia del panel con el sonido, uno de los mejores que se pueden obtener en un smartphone hoy en día, es más que convincente.

Y si le unimos unos auriculares de Sony con cancelación de ruido, el sonido de alta definición nos acaba por enganchar y convencer absolutamente.

Xperia Z3 Analisis Rendimiento

A nivel de rendimiento, como pasó en el análisis inicial, nada que objetar en absoluto. Todo funciona de forma fluida y a ello ayuda mucho que Sony haya controlado muy bien la capa de personalización, la cual se limita a algunos ajustes estéticos que nos parecen acertados, y a toques propios en forma de aplicaciones y sobre todo el modo Stamina de ahorro de energía.

Sí tiene margen de mejora la parte en la que nos piden más pasos de los necesarios para determinadas configuraciones o permitirnos la movilidad completa de aplicaciones a la tarjeta microSD.

Y por supuesto, aunque todavía está como quien dice llegando, una diferencia con todos sus rivales es la integración con la PS4 para tener la consola de sobremesa ejecutándose en la pantalla del Xperia Z3.

Autonomía y cámara en el Sony Xperia Z3

El Sony Xperia Z3 ha vuelto a demostrarnos que, sin jugar en la liga de los phablets con baterías de más capacidad, su autonomía puede competir con la de estos. Pasar sin problema alguno de un día de uso y estirar su vida útil al siguiente es algo que pasa sí o sí, salvo casos muy excepcionales de uso como podría ser usarlo como módem para tener conectividad muchas horas en un portátil.

No es el claramente mejor en ningún apartado concreto pero sí que nos da un equilibrio general que no muchos pueden ofrecer este año

Respecto a la cámara del Sony Xperia Z3, varios apuntes. Hay un claro salto en calidad de imagen, algo que echábamos mucho de menos cuando sus sensores son la referencia en el sector, aunque todavía no podemos decir que, de forma global, sea la suya la mejor cámara del mercado en un smartphone.

También nos parece acertada la resolución, el modo de vídeo, el botón dedicado para el disparo pero a nivel de interfaz no lo están haciendo tan bien. La interfaz es quizás demasiado compleja, el modo manual no es precisamente lo que sugiere su nombre y para colmo, la máxima resolución no se obtiene por defecto.

Fuente: Xataka

Etiquetado con: , ,