El proyecto Librem 5 de Purism nos ha llamado la atención recientemente por intentar algo casi imposible: hacerse un hueco en un mundo dominado absolutamente por Android e iOS. Hay otros móviles basados en Linux en marcha, y el más destacable es el PinePhone de Pine64.

La empresa parece que quiere ir a más, y aunque su foco actual es para ese teléfono hace poco publicaron un tuit en el que hablaban de un potencial compañero para ese móvil: un reloj inteligente básico, el PineTime, que tendría un precio de tan solo 25 dólares.

El proyecto es real, pero aún tardará en llegar

No parece que por ese precio podamos aspirar a un reloj inteligente demasiado ambicioso, pero en Pine64 parecen optimistas, y prometen unas características y un pack realmente llamativo.

Pinetime2

Así, en los 25 dólares iría incluido el reloj fabricado con una aleación de zinc y también con plástico, y en ese reloj contaremos con un monitor de ritmo cardíaco, con una correa de 20 mm y con una batería que durará varios días. Incluso tendremos a nuestra disposición la cuna de carga, algo que parece realmente sorprendente para un producto con ese precio tan reducido.

Eso se consigue, como explican, porque utilizan un chasis que ya aprovechan otros fabricantes y que de hecho ya está en producción. En Pine64 «decidimos sobre los componentes internos y personalizamos las especificaciones». Ya hay prototipos en funcionamiento como el de la imagen, algo que han querido dejar claro para demostrar que el proyecto existe y no es solo una idea sin más.

Pinephone1 Este prototipo del PinePhone demuestra que el proyecto va a buen ritmo: en este caso se muestra su interfaz basada en Plasma Mobile. Fuente: Pine64.

La idea, afirman, es la de hacer uso del kernel FreeRTOS y del sistema operativo ARM Mbed e invitan a los desarrolladores a ponerse en conctaco con ellos para impulsar una idea que, eso sí, es de momento un proyecto en segundo plano: para Pine64 lo principal ahora es centrarse en sus PineBook Pro y sus PinePhone.

El SDK, indican, estará disponible en uno o dos meses, y aunque algunos pedían que se usara AsteroidOS como ya lo pueden hacer usuarios de relojes inteligentes basados en Android Wear (como el LG G Watch Urbane o el Sony Smartwatch 3), en Pine64 afirman que «hay que empezar con algo pequeño» y por eso eligen una plataforma más básica y modesta.

No hay fecha estimada para la salida de unos relojes que están en plena fase de desarrollo inicial, pero desde luego podrían convertirse en una interesante ampliación de un catálogo cada vez más interesante que en Pine64 parecen querer plantear como alternativa a los grandes ecosistemas de Apple o Google.

Etiquetado con: , ,

Parecía inevitable que con la era del coche autónomo aparecieran ideas como los Kiwibots, pequeños vehículos aparentemente autónomos que se encargaban del reparto de comida planteando así una alternativa a servicios de mensajería como Glovo, Deliveroo o Uber Eats en los que esos repartos los realizan mensajeros humanos en bici.

Todo parecía fantástico hasta que se ha descubierto que esos vehículos tienen poco de autónomos: una investigación ha descubierto que en realidad estos robots están controlados remotamente por operadores en Colombia que cobran 2 dólares a la hora por este trabajo.

Recordando a R2-D2

Los sistemas autónomos de transporte son una de las grandes promesas del futuro: los drones que algunas empresas como Amazon están tratando de utilizar para la entrega de pedidos son un claro ejemplo de ello, pero una pequeña startup creada en la Universidad de Berkeley, en California, parecía tener una alternativa fantástica.

Wiki2

Dicha startup, llamada Kiwi Campus, lanzó unos pequeños robots que parecían pequeños carritos con cuatro ruedas y un depósito en su parte superior en la que se encontraba el pedido que entregar. Los robots se convirtieron en una sensación en los alrededores de esa universidad, donde comenzó la actividad de unos vehículos que sobre todo se dedicaron a entregar pedidos de comida.

La promesa de la nueva generación de apps de comida a domicilio: comer mucho más barato que en el restaurante

Para los estudiantes y residentes de la zona los Kiwibots se convirtieron casi en un miembro más de la familia, en parte gracias a su inevitable analogía con el robot R2-D2 de la saga Star Wars. Aunque no todo eran buenas noticias -algunos robots fueron «secuestrados», otros golpeados- los 40 vehículos de Kiwi Campus que consiguieron licencia para operar en esa zona parecían tener un futuro prometedor.

La revolución de la mensajería que no era tal

Los responsables de los Kiwibots cuentan en su sitio web con varios vídeos en los que se muestra cómo funcionan estos robots mensajeros: teóricamente la magia la proporciona un complejo sistema de visión artificial que es capaz de reconocer obstáculos y detectar cuándo pueden o no cruzar la calle.

El problema es que lo que no se mostraba es que como indican en The San Francisco Chronicle, en realidad están controlados a distancia por operadores humanos que usan los sensores GPS y las cámaras de estos robots para enviar a continuación órdenes a los robots cada 5 o 10 segundos.

"Con el big data somos capaces de decirle a un restaurante dónde es mejor abrir para tener éxito", Susana Voces de Deliveroo

En Kiwi Campus han reconocido que efectivamente hay una parte de control remoto humano, pero para ellos su servicio es un sistema de «autonomía paralela». Los robots circulan además a una velocidad muy reducida que va de los 1,6 a los 2,4 km/h, lo que hace que trabajadores de Kiwi tengan de hecho que recoger los pedidos de comida de los restaurantes e ir a los puntos de partida de los Kiwibots para meter esa comida en los compartimentos de almacenaje de los robots y que estos luego efectúen las entregas.

El modelo es singular, pero tiene más secretos de los que podría parecer y mucha menos autonomía de la que parecían plantear los robots -cada uno de ellos cuesta 2.500 dólares- inicialmente. La idea se beneficia del bajo coste de la mano de obra que los controla: los operadores que los manejan en Colombia cobran 2 dólares a la hora, un coste mucho más bajo que el de instalar por ejemplo sistemas LIDAR -que serían difíciles de integrar- en dichos robots.

Etiquetado con: , , , ,

Tal vez no lo sabías, pero en el episodio anterior de Game of Thrones apareció una taza de café (como las de Starbucks) en la mesa frente a Daenerys mientras todos celebran el triunfo sobre los White Walkers. Desde luego, los fanáticos se dieron cuenta y respondieron con una marejada de mensajes en las redes sociales. Ahora, HBO ha hecho algo al respecto.

Al principio, en lugar de tomarlo tan mal, HBO bromeó junto con los fanáticos al respecto y dijo que en realidad Dany había “pedido un té de hierbas”. Posteriormente, editó la escena y eliminó la susodicha taza de café.

Es una ventaja que ahora este tipo de cosas se puedan arreglar muy rápido y así no quedan ahí para siempre, aunque, de cualquier manera, no deja de ser un error en la grabación del capítulo (y en su edición) y quien haya dejado ahí la taza debe estar pasándola muy mal.

Por otro lado, la compañía también corrigió el error de traducción que se generó en España durante el episodio de “La noche más oscura”, donde Sir Davos pronuncia en español “Sicansíos”, ya que el personaje pronunció en inglés “She can’t see us”. Este error fue motivo de “cotilleo”, pero también de alarma en las redes sociales sobre las precarias condiciones en las que trabajan los traductores y actores de voz españoles.

Estamos a dos capítulos de conocer el final de Game of Thrones. ¿Quién se quedará con el Trono de Hierro?

Etiquetado con: ,

Game of Thrones se ha vuelto una serie que muchas compañías han querido explotar en beneficio propio, esto por gran alcance que ha tenido la producción, ya vimos como Adidas lanzó una colección de tenis deportivos con temática de la serie, también Oreo lanzó una galletas exclusivas, y ahora la protagonista es Starbucks, quien dejó ver un vaso de la compañía en el capítulo emitido el pasado domingo.

Sin necesidad de volver a mencionar la marca comercial, lo cierto es que lo presenciado en el cuarto capítulo de la octava y última temporada de Game of Thrones pasará a la historia.

Muchos afirman que se trató de un error de producción, otros que se dejó a propósito como un ‘easter egg‘, y también hay personas que afirman que se trata de una campaña de product placement que habría costado unos millones de dólares.

El vaso aparece precisamente en una de las escenas en el gran salón de Invernalia, donde al parecer, todos están celebrando por la victoria contra el Rey de la Noche, pero Daenerys, la madre de dragones, parece estar concentrada pensando en el futuro mientras tiene enfrente un vaso de la reconocida cadena de café.

Como sea, este es un hecho que no ha pasado desapercibido en las redes sociales, y ya ha sido víctima de grandes memes.

Para finalizar, está claro que la aparición de este curioso vaso de papel en la serie, será recordada en mucho tiempo y es casi seguro que se pondrá como ejemplo en las principales universidades de negocio como parte de la lección “errores que no deben cometerse en una producción televisiva” o “mejor campaña de marketing de la historia”, depende como se vea.

Etiquetado con: ,

Después de varias semanas especulando, finalmente Google presentó sus propuestas para ingresar a la industria de los videojuegos. La gente de Mountain View anunció STADIA, un servicio streaming que aprovechará al máximo su infraestructura en la nube. Desde la compañía dejaron claro que el objetivo principal es que cualquier persona pueda disfrutar de los juegos con los mejores gráficos sin la necesidad de tener las últimas consolas.

STADIA es lo que se conocía antes como Project Stream, una fase de pruebas que inició en octubre del pasado año con el título Assassin’s Creed: Odyssey. Con la tecnología utilizada por Google, los jugadores podrán iniciar multitud de juegos de manera instantánea. Además, el servicio se integrará con otras plataformas, como YouTube. De esta manera, podrás estar viendo un stream en YouTube de tu videojuego favorito e iniciar sesión en el momento exacto del gameplay, así te unirías a la partida.

Aprovechando al máximo la nube

Google explicó que Stadia se basa en Linux y funciona dentro de más de 7500 nodos dentro de la misma red de Google. Además de esto, será compatible con Unity, Vulkan y una amplia gama de aliados que tiene la compañía.

Durante la presentación, STADIA mostró su funcionamiento a través de Chromecast, televisores compatibles con Google Cast, smartphones y tablets tanto Android como iOS. La resolución máxima que soportará Stadia será 4K HDR a 60fps, pero desde la compañía afirman que en un futuro podrán ofrecer resoluciones 8K

Para poder lograr todas estas capacidades, Google se alió con AMD, que, según la misma compañía, hace que la plataforma ofrezca un poder de procesamiento gráfico de hasta 10,7 TeraFlops, que sería superior a la actual generación de consolas.

Mando a distancia

Si bien desde Google afirman que los juegos de Stadia se podrán jugar con ratón y teclado, el servicio contará con su propio mando, que ha sido especialmente diseñado para la plataforma. El nuevo dispositivo pasa a formar parte de los productos de hardware Made By Google. Su funcionamiento es a través de WiFi y se conecta directamente al juego que se esté ejecutando.

El mando a distancia de STADIA está compuesto por dos joysticks, un D-Pad y cuatro botones (X, Y, A y B), al igual que las demás consolas de otras marcas. Sin embargo, además de las funciones que ya se conocen, este mando agregará características adicionales. Las dos más relevantes son, por un lado, el botón de captura para compartir la partida directamente en YouTube en 4K a 60fps, y por otro lado el botón de Google Assistant, que da acceso inmediato al micrófono integrado en el controlador.

Precio y disponibilidad

Google no hizo referencia a precio, pero eso se sabrá antes del primer semestre de este año, donde darán más detalles así como los juegos que estarán en el lanzamiento de Stadia. Por otra parte, se sabe que este mismo año llegará a Estados Unidos, Canadá, Reino unido y algunos países de Europa.

Etiquetado con: , , ,